Sin categoría

Uno de los síntomas más comunes que vemos en el período de la infancia y la niñez es la fiebre. Esto puede ser causa de mucha angustia, ya que un niño puede convulsar por fiebre.

Las convulsiones febriles pueden ocurrir de 2-4% en los niños entre las edades de los 6 meses a los 5 años. Estas pueden ser causa de mucho temor para la persona encargada del menor. Usualmente las convulsiones febriles ocurren dentro de las primeras horas de una fiebre.

Durante el evento, el niño puede ponerse tenso y luego contraer su cuerpo repetidas veces. Esto puede estar acompañado de movimientos de los ojos hacia arriba y pérdida del tono del esfínter urinario y/o rectal.

El niño afectado puede tener variaciones en el patrón de su respiración, puede mostrar cambios en la coloración de su piel y puede no responder por un tiempo. Estos episodios pueden durar hasta un periodo de 15 minutos, pero mayormente no duran más de un minuto. Es raro que repitan en un periodo de 24 horas.

¿Qué debo hacer si mi hijo está pasando por una convulsión febril?

Lo primero es tratar de no perder la calma para poder ayudar y minimizar los daños a su hijo. Va a colocar al niño en una superficie plana, lejos de bordes o filos u objetos que puedan ocasionar daño al menor. Lo va a poner de lado, para que en el caso de que haya vomitado o tenga exceso de saliva, estas puedan salir de su boca.

No le va poner algún objeto en la boca. Contrario a lo que se piensa el niño no se tragará su lengua. Inmediatamente que esto ocurra usted llamará al pediatra de su hijo para que éste le indique cual debe ser el próximo paso a seguir.

Otra duda muy común es si su hijo pudiera experimentar otro episodio de convulsión febril. Si el episodio ocurre cuando el infante es menor de un año, hay un 50% de probabilidad de que vuelva a convulsar, mientras que si ocurre cuando tiene más de un año la probabilidad disminuye a un 30%.

Hay otros factores que se han podido asociar con la recurrencia de convulsiones febriles. Se ha visto que las convulsiones febriles pueden correr en familias, por lo que si un familiar cercano al niño tuvo una convulsión febril, la probabilidad aumenta.

Se han demostrado como factores de riesgo el hecho de que la convulsión ocurriese al inicio de la fiebre y que ésta fuese de bajo grado. Por esta última razón es muy importante cuantificar siempre la fiebre con un termómetro.

¿Le dará epilepsia a mi hijo?

La epilepsia es un desorden de convulsiones que son múltiples y recurrentes y usualmente no asociadas a la fiebre. En el caso de un niño saludable sin problemas de neurodesarrollo, la probabilidad de desarrollar un desorden de epilepsia es muy raro, menor de un 5 por ciento.

Es importante recordar que las convulsiones febriles, aunque pueden ocasionar un alto nivel de ansiedad y temor, no son peligrosas. Estas no causan daño cerebral, problemas en el sistema nervioso, retraso mental o muerte.

Actualmente, no hay ningún medicamento recomendado por la Academia Americana de Pediatría para tratar las convulsiones o prevenir que recurran. En varios estudios no se ha podido demostrar que los anticonvulsivantes prevengan la recurrencia de las convulsiones febriles o que eviten un desorden de epilepsia de manera que los beneficios se sobrepongan a los efectos secundarios que estos medicamentos pueden ocasionar.

Lo correcto y lo más recomendado es llevar al niño a su pediatra para que lo examine y, dependiendo de los signos y síntomas hallados, decida qué tipo de tratamiento va a necesitar el menor. El acetaminofén, mejor conocido como Tylenol o Panadol, pueden ayudar a bajar la fiebre, pero no previenen la convulsión.

No debemos olvidar que la meningitis o la encefalitis se pueden presentar con fiebre y convulsiones y su diagnóstico es un examen del líquido espinal mediante una punción lumbar. Este procedimiento es uno invasivo y no está indicado practicárselo a todo niño que convulse por fiebre.

Quien finalmente va a decidir los pasos a seguir para descartar infecciones más severas ha de ser el pediatra. Los estudios de imágenes, como la tomografía computarizada (CT) de cabeza o la resonancia magnética (MRI) del cerebro, no están recomendados como estudios rutinarios por la Academia. Sólo el pediatra decidirá si son necesarios, basados en el historial clínico pasado y presente del niño.

Jugar en el agua puede ser muy divertido para nuestros niños, pero a la misma vez puede convertirse en algo sumamente peligroso. Un niño pequeño se puede ahogar en tan sólo 2 pulgadas de agua. ¿Cuánto es esto? Imagínate que se quedan dos dedos de agua en el cubo que usaste para lavar el auto.

Pues sí, aún con esa pequeña cantidad de agua, los niños se sienten atraídos y esto los pone en peligro. Los objetos y lugares con agua, inodoros, bañeras o piscinas, entre otros, son bien atractivos para los niños, por lo que necesitan supervisión constante.

¿Sabías que en el año 2006, 1,600 niños fueron tratados en salas de emergencia por lesiones relacionadas a ahogamiento? Entre las lesiones no intencionales, el ahogamiento se ha mantenido como la segunda causa de muerte en los niños menores de cinco años.

Puerto Rico, al ser una isla y estar rodeada de agua promueve que los niños estén expuestos a estas lesiones desde una temprana edad. Sabemos que las lesiones relacionadas al ahogamiento NO son accidentes, porque las mismas se pueden prevenir. Si aprendemos cómo proteger a nuestros niños y cómo debe ser una supervisión adecuada, evitaremos que surjan estas tragedias.

La mayoría de las muertes infantiles por ahogamiento suceden cuando los padres o las personas a cargo del cuidado de los niños se distraen por contestar el teléfono, el timbre de la puerta o por las tareas domésticas. Los niños se sumergen en las piscinas de forma rápida y silenciosa, y la mayoría de las víctimas de ahogamiento fueron perdidas de vista en menos de 5 minutos.

Tener siempre al niño Al alcance de tu mano, significa que un adulto debe estar a una distancia que pueda tocar al niño en el momento que sea necesario. La supervisión por un adolescente o la presencia de un salvavidas, NUNCA puede sustituir el que estés al alcance de la mano.

A veces pensamos que los niños están más seguros si tomaron clases de natación, pero esto no es cierto. Las clases de natación pueden parecer como una forma simple de prevenir el ahogamiento, pero la Academia Americana de Pediatría advierte que estas clases para los niños pueden dar a los padres un falso sentido de seguridad.

Aunque hay muchos cursos de natación disponibles, no es recomendable que se tomen antes de los 4 años. No es hasta los 4 años que su niño desarrolla los reflejos y destrezas psicomotoras que necesita para poder defenderse dentro del agua.

Reglas a seguir en el área de la piscina:

1 – Nunca se debe correr en el borde de la piscina.
2 – Quite todos los juguetes de la piscina para que el niño no tenga la tentación de ir a buscarlos.
3 – Después de usar la piscina inflable (plástico), siempre hay que vaciarla y guardarla.
4 – No permita que el niño utilice el trampolín en una piscina que no cuenta con las condiciones apropiadas.
5 – No permita el uso de juguetes de montar (flotadores, triciclos, bicicletas) cerca de las piscinas.
6 – Mantenga los aparatos eléctricos lejos de la piscina para evitar descargas eléctricas.
7- Tenga un teléfono y equipo de rescate cerca de la piscina para utilizarlo en caso de emergencias.
8 – Cualquier persona vigilando a un niño alrededor de una piscina debe aprender reanimación cardiopulmonar (CPR) y ser capaz de rescatarlo en caso de emergencia.
Trágicamente, muchos niños menores de cinco años se ahogan en las piscinas de sus propias casas. Es por esto que debemos aprender cómo asegurarlas.

Las piscinas deben tener una verja de 4 pies de alto que rodee todos sus bordes y no incluir la pared de la casa como uno de ellos. La verja debe poseer un portón que cierre sólo, hacia afuera y que separe la piscina del resto de la casa. Esto va a prevenir que el niño tenga acceso a la piscina cuando no haya un adulto a su lado.

La supervisión de un adulto es la estrategia de prevención más segura y efectiva, por eso recuerda que tus niños deben estar SIEMPRE, AL ALCANCE DE TU MANO.

El vinagre de manzana es realmente beneficioso para nuestro cuerpo, en espacial en ayunas, después de haber estado durante; generalmente 8 horas durmiendo y descansando nuestro cuerpo. Cuando despertamos tenemos hambre. Consumir vinagre de manzana en ayunas puede resultar muy beneficioso para tu organismo y te vamos a contar por qué.

vinagre031

  • Los beneficios que tiene el consumir vinagre de manzana en ayunas son los siguientes:
  • Mejoran considerablemente la tensión arterial, el colesterol y a la vez los niveles de triglicéridos.
  • Ayuda a que el sistema linfático encuentre un correcto balance, lo que hace que la sangre fluya mucho mejor.
  • Desintoxica el colon, de esta manera tenemos una mejor digestión.
  • Ayuda a mejorar bastante los niveles de óxido nítrico, lo que genera que los vasos sanguíneos no se contraigan.
  • Gracias a que disuelve las grasas ayuda a perder peso.
  • Y ayuda a purificar el organismo de cualquier toxina.

Esas serian las cosas buenas que tiene el vinagre de manzana cuando lo consumimos en ayunas, el mismo contiene pectina, ácido málico, calcio, potasio y ceniza, componentes que son muy positivos para nuestro cuerpo.

Por ejemplo para las personas que tienen hipertensión seria ideal beber unas 3 veces durante el día 2 cucharadas de vinagre con un poco de agua, de esta forma lograran naturalmente que la presión vuelva a la normalidad, una vez que lograron esto deberían bajar la dosis a unas 2 cucharadas unas 2 veces por día.

vinagre-de-manzana

Igualmente hay que tener ciertos cuidados, por ejemplo cuando vamos a beber vinagre de manzana, debemos hacerlo una hora antes o después de cepillarse los dientes, debido a que el vinagre es ácido y por ende abrasivo lo que significa que podría dañar bastante el esmalte dental.

Además de lo anteriormente mencionado se puede utilizar el vinagre de manzana para perder peso. Gracias a que el ácido acético que esta presente en el vinagre puede ser responsable de la perdida de peso corporal, grasa abdominal y circunferencia de la cintura, nuevamente la forma de hacerlo es consumiendo el vinagre en dos cucharadas del mismo en un vaso con un poco de agua, nuevamente lo ideal es hacerlo en ayunas.

Si tienes problemas de diabetes, el vinagre de manzana sirve perfectamente para ayudarte a regular los niveles de glucosa en la sangre. Se debe consumir de la misma forma que dijimos anteriormente, dos cucharadas en ayunas diluidas en un vaso de agua pero esta vez seria ideal antes de acostarse a la noche, ya que ayuda a bajar los niveles de la azúcar en la sangre y al día siguiente tendríamos incluso hasta un 6% menos. Todo esto es gracias al cromo que tiene el vinagre, igualmente antes de hacerlo deberías consultar a un profesional.

Si eres mujer y sufres de varices definitivamente vas querer comenzar a usar el vinagre de manzana ya que ayuda a aliviar el dolor y reducir el tamaño de todas las varices. Para hacerlo deberías diluir un poco del mismo en agua y con una gaza bien limpia mojarla en el vinagre, luego pásalo suavemente por la zona afectada y déjala ahí durante 30 minutos.

Antes de terminar este articulo, vamos a dejar en claro algo, el vinagre de manzana jamas debe ser ingerido puro, siempre diluido en agua.

El limón es rico en vitamina C, por lo cual desde un inicio sirve perfectamente para mejorar nuestras defensas contra gripes. Pero no es para lo único que sirve ya que el limón también es excelente para eliminar las toxinas de nuestro organismo, es un magnifico depurativo por lo que el limón puede ofrecernos demasiado para nuestro cuerpo.

Dieta-del-limon

El limón es terapéutico es lo sabemos todos, desde hace mucho tiempo esta comprobado que es muy bueno para la salud y que es digestivo pero además ayuda a purificar la sangre. Podríamos remontarnos en la historia y volver al siglo XVIII en donde mucho antes de que se tuviera conocimientos sobre la vitamina C, la flota inglesa cada vez que salia en sus largos viajes, llevaba una importante cantidad de limones para que sus marineros no se enfermaran.

Consumir regularmente limonadas es muy beneficioso para nuestro cuerpo, por ejemplo para quienes tienen problemas de hígado, tensión alta o sufren catarros, podrían mejorar notoriamente gracias al limón todo debido a la eliminación de toxinas.

En el sistema cardiovascular: Ya sea que tengas problemas de arteriosclerosis o hipertensión arterial, el limón te ayudara bastante gracias a que sus ácidos cítricos hacen que las grasas que se interponen en el corazón sean completamente eliminadas, además de que ayudan a disolver las sustancias tóxicas del plasma sanguíneo. Lo ideal es beber jugo de limón, importante que sea en ayunas y disuelto en un vaso con agua.

Quienes esten enfermes del hígado, o de la vesícula e incluso que tengan problemas de intestinos, el limón ayuda a estimular las secreciones biliares lo que hace que metabolices mejor las grasas. Cualquier medico recomendaría que desayunes una mezcla de aceite de oliva con zumo de limón con un poco de pan. Nuevamente el limón se encarga de eliminar todas las toxinas, además que ayuda a mejorar la función protectora del hígado.

propiedades-curativas-del-limon1

Si sufres de problemas en la garganta, catarros, etc. El limón tiene propiedades que pueden ayudarte gracias a su vitamina C, lograras aliviar varias afecciones relacionadas a las vías respiratorias e incluso varios problemas con la garganta, lo idea en estos casos es hacer gárgaras con zumo de limón diluido nuevamente en un poco de agua, pero en esta ocasión levemente tibia.

El limón no únicamente tiene vitamina C, si no que además cuenta con vitaminas B, E y varios minerales tales cómo el potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso, lo que evidentemente nos ayuda a tener una mejor defensa fortaleciendo el sistema inmunológico y mejorando en general todo lo relacionado con los glóbulos blancos.

Para personas que tienen problemas reumáticos, el zumo de limón pueden ayudarlos de manera bastante notable, ya que el mismo nuevamente se encarga de eliminar las toxinas y los cristales que causan la gota, ayudando a sentirse mejor.

Los tratamientos odontológicos actuales para dejar los dientes completamente blancos dan resultados realmente óptimos y en poco tiempo. El tema es que no es recomendable hacerlos demasiado seguidos debido a que son algo invasivos y es posible que puedan dañar el recubrimiento de los dientes, pero además de esto puede resultar algo costosos, por eso mismo si quieres ahorrar unos cuantos dólares y a la vez no arriesgarte a dañar tus dientes, podrías probar con ciertos métodos totalmente naturales que a la larga dan un resultar muy similar.

blanqueamiento-de-dientes-casero

Primero que nada comencemos por explicar cómo es que los dientes se manchan. El esmalte que cubre los dientes en realidad es algo poroso, por eso mismo con lo que vamos comiendo este se va llenando. Podemos notar esto cuando tomamos por ejemplo café que rápidamente agarran un color tirando a marrón oscuro, si cepillamos los dientes en un tiempo no muy prolongado logramos eliminar todo eso y no hay ninguna clase de problema ni a corto ni a largo plazo. El cigarrillo es una de las peores cosas que hay para los dientes ya que perjudica los mismo de una manera realmente impresionante.

Una recomendación antes de seguir el articulo es que jamas te cepilles los dientes inmediatamente después de comer, por que no le das tiempo al esmalte de que recupere la dureza, por lo que envés de beneficiar a la salud de tu boca, lo único que estas haciendo es perjudicarla.

Pero comencemos, la primera forma natural de blanquear los dientes es con cáscara de naranja (el interior de esta), la cual deberías frotar sobre tus dientes unos 45 segundos, luego cepilla los dientes al rededor de media hora después.

El segundo método seria con una pasta de fresa y bicarbonato de sodio, siendo que la pasta de fresa es cómo un agente blanqueador natural, simplemente aplastas la fruta y le mezclas con el bicarbonato, se lo aplicas a los dientes durante media hora y luego enjuagas, nuevamente media hora después te cepillas los dientes. En este caso es ideal hacer esto una vez por semana o cada dos semanas, no abuses por que si no terminaría siendo bastante perjudicial.

dientes

Las manzanas son realmente muy buenas para los dientes, ayudan a blanquearlos pero además nos ayudan a fortalecer las encías, come una o dos manzanas por día o una papaya.

Toma dos cucharadas de agua oxigenada con una de agua, luego con un algodón embebe un poco y frota muy suavemente sobre los dientes que quieras blanquear, luego de esto debes enjuagar con abundante agua, es importante que no tragues nada de la misma.

Con media taza de levadura de cerveza más dos cucharadas de sal, revuelve hasta que se hagan una pasta, después de eso cepilla los dientes con esto.

Toma una cascara de plátano y frota durante unos 2 minutos tus dientes. El mismo tiene ácido salicílico lo que hace que sea ideal para blanquear el esmalte, puedes realizar esto unas dos o tres veces por día sin riesgo alguno.